martes, febrero 21, 2006

Hay Que Cantar En La Ducha

Shower

El canturreo matutino bajo la ducha es la mejor manera de comenzar el día.

Científicos de la Universidad de Francfort han estudiado a los miembros de un coro no profesional de la misma ciudad alemana y han llegado a la conclusión de que cantar puede mejorar nuestra salud.

La entonación de varias notas provoca en concreto que el sistema inmunológico se fortalezca, así como que nuestro talante sea alegre y positivo.

"Las actividades musicales influyen en el estado de ánimo subjetivo y en los procesos fisiológicos del sistema nervioso", precisó Hans Günther Bastian, catedrático del Instituto de Pedagogía Musical de la Universidad de Francfort y miembro de la investigación.

El estudio ha sido publicado por la revista estadounidense Journal of Behavioral Medicine y revela asimismo que no es lo mismo cantar que escuchar música, pues, si bien los dos favorecen al cuerpo y mente humanos, el acto de tararear es mucho más beneficioso.

La investigación consistió en medir los valores en sangre de los cantantes antes y después de ensayar el Requiem de Mozart. Durante la interpretación -de una hora de duración-, los científicos percibieron que las concentraciones de inmunoglobulina A (sistema defensivo del organismo) aumentaban considerablemente, a la vez que el cortisol (una hormona contra el estrés).

Sin embargo, una semana después, cuando los médicos sometieron a los miembros del coro a una audición de la misma pieza cantada, éstos no cambiaron de la misma manera su nivel de sustancias inmunológicas.

El estudio no es el primero en relacionar música con salud, pero sí en diferenciar que cantar reporta más beneficios que escuchar. De hecho, la musicoterapia -el uso de la música para mejorar el estado fisiológico y psicológico- ya se aplica a los pacientes que sufren tumores malignos.¨


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

Mi foto
Nombre: Lucio
Ubicación: Resistencia, Chaco, Argentina

Tengo 56 años, soy pisciano y docente, me gusta la libertad mental y espiritual, aunque soy dependiente en cierta forma de mi entorno material.